¿Quién es Bravapata?

¿Quién está detrás?

Alguna gente se pregunta… ¿Qué hay detrás de Bravapata? ¿Una empresa? ¿Una asociación? ¿Un medio? ¿Muchas personas? ¿Pocas?

Pues detrás de Bravapatata esta Toni (¿El apellido no hace falta ¿¿no??). Aunque me dedico al marketing online soy un aficionado a la fotografía, al diseño, a las redes sociales y a comer, a comer bien por supuesto.

Cuando no estoy posicionando una web o arrancando una campaña de publicidad en una red social me gusta descubrir sitios donde comer buenas patatas bravas ya que son mi perdición.

Como empece con todo esto

Sobre el año 2015 nos dimos cuenta con un grupo de amigos que solamente quedábamos para comer, en unas comidas que se transformaban en jornadas gastronómicas dignas del Alimentaria. 

Un día uno de ellos tubo la brillante idea (empujado por uno de los famosos vermouts de nuestras jornadas) de lanzarnos con un club gastronómico, casi casi a modo de tkoxo… nos pareció una locura ya que la inversión es brutal… fuimos bajando a un blog donde hacer reseñas de restaurantes… no nos convenció ya que acabaríamos abandonándolo o hablando del Bar Pepe plato combinado nº5 y al final intente ponerle a todo un poco de cordura bajando a un solo plato: Las infalibles Patatas Bravas.

¿Porqué Patatas Bravas?

El primer motivo seria porque desde que con 10 añitos descubrí las patatas bravas, de mano de mi hermana en el Giraldillo de Vilanova i la Geltrú, no he parado de comerlas, las pido siempre (o casi siempre) que las veo en una carta.

El segundo motivo seria porque hacia poco tiempo que descubrí el blog de Edu (bravasbcn) donde solo hacia reseñas de patatas bravas y me parecía que era algo divertido.

Evidentemente la gente con un 0,5% de alcohol en sangre hace promesas que nunca se van a cumplir, así que de ese grupo de bravafílicos que salimos el primer día por las calles de Vilanova i la Geltrú y Vilafranca a comer bravas me he quedado solo como Hulk Hogan al final de un Royal Rumble.

La cosa se ha ido de madre… ahora hago mil fotos para que veáis la mejor cara de unas patatas bravas, juego a descubrir los ingredientes de las salsas, hablo con el chef y le fotografió, me lleno de satisfacción cuando le digo que ingrediente secreto he detectado (y además lo acierto), también valoro otros platos, el local, su ambiente… y todo por culpa de las patatas bravas.

Un follower, por favor

Antes de marchar no os olvidéis, tenemos unas bonitas y maravillosas redes sociales a las que os recomiendo que os apuntéis para descubrir más información sobre los locales que visitamos o sobre bravapatata. Así que con un like, un follower o retweet nos haréis muy felices. Por cierto, de tanto en tanto también organizamos concursos.