Pervers Taverna Poètica

Pervers Taverna

¿Cómo llegar a Pervers Taverna Poètica?

Calle Hercegovina 24, Barcelona

Patatas

Una gran ración de minicubos de patata agria con piel de un color rubio que nos enamora. Su chef Albert nos dice que las trabajan de una manera excepcional, con dos frituras, la primera entre 100 y 110 grados, la mitad a las que arde el papel (guiño, guiño) para más tarde darle caña a los 180 de rigor. Vamos… que a Albert le van los clásicos.

Y de esta manera se consigue un exterior crujiente y un interior fondante, aunque creemos que con unas patatas un poco más grandes el plato tendría un pelín más de empaque y todas las patatas serian fondantes por dentro.

Salsa

Al igual que en un poema, en el que nada es casual, como su número de sílabas o la estructura de la rima (¿os acordáis de los versos alejandrinas y el ABAB?), la salsa de estas patatas bravas tampoco.

Se trata de dos salsas que esconden dos homenajes, el primero esta en el nombre del plato, las “Bravas Stendhal”. Un tributo al libro “Rojo y Negro” de este escritor francés y es por ello que una de sus salsas es roja y la otra de color más oscuro.

En segundo lugar, Albert,  ha tratado de acercar las dos capitales de las patatas bravas: Barcelona y Madrid, y es por eso que encontramos un fino y dulce allioli realizado a partir de ajo negro y luego una salsa más al estilo madrileño, con su sofrito de base y de un picante espectacular (reconozco que se me caía una lagrimita por encontrar unas bravas picantes de verdad).

Precio

5,50€

Carta Pervers Taverna

Sitio

Ubicado en el local del antiguo “El Bodeguin”, resurge esta taberna elegante de espíritu poético en el que parece que aquel espíritu gamberro de los “submarinos” se haya transformado en esa bohemia que transmiten los escritores de pipa y jersey de cuello alto.

Se trata de un alargado local con una inmensa barra a su derecha con una cocina vista al final enfrentada a toda una serie de mesas pequeñas y una zona un poco más abierta en su final con una pequeña tarima  para quien se anime poder recitar unos versos.

Una apuesta muy interesante y fuera de la ruta habitual de restaurantes de Barcelona y donde están cuidados todos los detalles (la carta es literalmente una carta).

Fachada Pervers Taverna

Trato

Hay un amplio equipo para un número bajo de sillas, con eso se nota que no se quiere escatimar en el trato al cliente desde la cocina hasta el servicio en mesa.

Un trato amable y con la calidez que un espacio así se merece.

Detalle Pervers Taverna

Valoración

Albert es un apasionado en lo que hace y a sabiendas que estas patatas bravas tienen recorrido (seguro que con la tinta de calamar encuentra el negro que tanto desea en el allioli para rematar su Rojo y Negro) no pueden faltar en tu pedido.

Patatas bravas y ricas,

Con su picante brincas,

Emocionado por su crujiente,

Id ya que en breve se llenara de gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.