Moto Bar 99%

Moto Bar 99 Barcelona

Patatas bravas en moto y a ritmo de Loquillo

Patata
Pequeñitos dados bien fritos servidos en un vaso, una de esas frituras en que las patatas quedan rubias pero están crujientes. No hay mentiras, patatas fritas sin marcar y sin hibernar, totalmente frescas y que desearías que la ración fuese el doble de grande.

Salsa
Doble salsa, patatas regadas con una salsa de tomate ligera, quizás demasiado líquida y al servir las patatas en vaso se pierde toda en el fondo y las patatas no quedan bien cubiertas. La mayonesa cubre las patatas y todo espolvoreado por pimentón picante, el picante de la salsa brava es bastante light aunque acompaña muy bien con la hamburguesa.

Sitio
Restaurante motero al más puro estilo ruta 66, un sitio que hará las delicias de los rockabillys y de los que hemos cantado Cadillac Solitario por los karaoke del mundo, ya que son tan fans de Loquillo que hasta parece un pequeño restaurante temático en su honor.
Además está pegadito al concesionario oficial de Harley Davidson por lo que te puedes poner los dientes largos viendo auténticas joyas de las dos ruedas.

Trato
Muy bueno y más que correcto, si no tienen algo te lo adaptan al plato o modifican cualquier hamburguesa sin problema. Yo voy bastante aunque sea solo para una hamburguesa ya que me siento más bien tratado.

Valoración
Los rockeros americanos no han nacido para las bravas, pero os puedo asegurar que son las mejores patatas que os pueden poner al lado de la hamburguesa, no entran en top ten de nuestro ranking pero probarlas aunque sea sólo por las patatas. La salsa con un poco más de recorrido seguro que será una rock’n’roll star.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *