Bar Velódromo

Patatas Bravas Bar Velódromo

¿Cómo llegar a El Velódromo?

Carrer de Muntaner 213, Barcelona

Patatas

Ración más que contundente de rodajas de patatas de un grosor similar a algunos chuletones de sidrería. Están fritas muy bien, aunque nada destacable, viéndolas tan grandes y tan bien fritas por fuera esperaba un interior de magia y color con un punto salado pero nunca llegó.

La Barra del Velódromo

Salsa

Una senyera de salsas, rayas de una salsa de tomate natural con un sofrito muy trabajado de las que entran dulzonas pero se va notando como va picando según vamos comiendo y otras de una mayonesa casera bien suave y que seguro que hace las delicias de los que les gusta ponerle esta salsa a todo.

Precio

3,95€

Sitio

Det tantas vueltas que le han dado al local uno se pierde… intentemos hacer una breve recapitulación.

El Velódromo se inauguro en el 1933 por el hijo del Bar Manolo (que estaba al lado), al no querer regentar el negocio familiar creo el suyo propio que durante los años 60 fue una referencia de las clases intelectuales de la ciudad.

Por cierto, el nombre se debe a la afición por el ciclismo de su propietario y en uno de los cristales de la entrada podemos ver una referencia al negocio familiar.

Y por último Moritz reformo el local en 2009 dandole el aspecto que vemos en la actualidad (aunque manteniendo gran parte de su esencia).

Fachada Bar El Velódromo

Trato

Distante, es la única cosa que me tira para atrás en estos grandes espacios prefabricados que acaban gestionando grandes cadenas o empresas de restauración que abren 50 locales desde churrerías hasta restaurantes de fusión.

Hasta el trato con el cliente esta plasmado en su guía de estilo y no va más allà de tomar pedido con la PDA y dejar la comanda en la mesa.

También entiendo que tener un trato próximo para más de 100 personas en locales de casi 1.000m2 es complicado, pero no es lo mío.

Valoración

El Velodrómo es un sitio súper in donde puedes comer de tapeo además sus bravas me parecen estéticamente de lo mejor que he visto en Barcelona, pero en sabor son más que mejorables ya que excepto el poco picante de la salsa se vuelve en un plato bastante plano y un poco soso. Están por encima de la media aunque si eres de los que van a los sitios solo por sus bravas aquí encontraras poca cosa.

Las Bravas del Velódromo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.